No importa.

Tu decisiones no importan, quizá marques la historia, seas un revolucionario, un visionario, y aun así, no serás más diferente que cualquier  otro simple mortal, quizá no ahora, y no en muchos años, pero lo serás, no representaras nada, para nadie. Los niños te recordaran solo, y si tienes suerte, por tu rostro, el rostro de alguna tarea que no podría importarles menos, de una vida de alguien que nadie se explica el porque de querer seguirlo recordando. Algunos se llenaran la boca de lo importante que es recordarte por la única razón de que ellos son los que guardan esos recuerdos, no sera por tí, tu no eres nada. Algo se tiene que hacer con esto, ¿pero qué?…

Lo que tienes no importa, la gente te amará, te envidiará o te odiará por ellas, o mejor dicho, a ellas. Por que no vales nada, y ocuparas toda tu vida en recordártelo a ti mismo. Le compraras granos de arena al mar, y creerás realmente que son tuyos. Necesitaras más, y obtendrás más, pero no podrás conseguirlo todo, no tienes lo suficiente,  no tienes suficiente tiempo, no tienes nada, no vales nada. Algo se debe de hacer con esto, ¿pero qué?…

Lo que sabes no importa, no importa ni para tí, mañana no recordaras ayer, y esperarás que los demás lo recuerden mejor que tu, y todos los demás esperarán lo mismo de los otros. Los años se llevarán tus recuerdos, y sabras entonces que jamás fueron tuyos, sabras que no sabes nada, después de creer saber… mucho. Lo que sabías será corregido, aumentado, olvidado. Alguien reirá sin saberlo de tí y lo que sabias y al mismo tiempo se reirá de el mismo. Algo deberíamos hacer con esto ¿pero qué?…

Nada. No importa, eres libre.

Anuncios